Visita Protectora “El Arca de Santi”

¡Qué sorpresa hemos recibido hoy!  ¡Nos han venido a visitar Anabel y su perrita ILA de la Protectora del Arca de Santi!

ILA es una perrita que estaba abandonada y Anabel adoptó hace ya mucho tiempo. Nos ha contado que al principio tenía mucho miedo y le costó un poquito adaptarse a su nueva familia pero poco a poco y con mucho cariño y excelentes cuidados se fue haciendo a ella. Como es una perrita tan dócil y buena le puso de nombre ILA de “tranqu-ILA”

Anabel nos ha enseñado muchas cosas sobre la Protectora y sobre los cuidados que deben tener los perros. También que aunque somos diferentes también tenemos muchas cosas en común (dos ojos, boca, pelo, comemos, bebemos, jugamos…) y lo más importante, también tienen sentimientos y por ello debemos tratarlos como se merecen y no hacerles daño.

También hemos aprendido que antes de tocar a un perrito que veamos paseando por la calle con su dueño hay que preguntar “¿Puedo tocarlo?” porque hay algunos que no les gusta que les acaricien o que se ponen nerviosos por el ruido y lo que podemos llegar a agobiarlos con nuestros abrazos y se enfadan un poquito. A partir de ahora lo primero que haremos cuando queramos acariciar a un perrito será preguntarle a su dueño si podemos.

Otra cosa que ha hecho Anabel ha sido contarnos un cuento en el que teníamos que ayudarle a rescatar animales que no estaban viviendo en el sitio adecuado. Nos ha dicho que lo hemos hecho muy bien. 

Para terminar todos le hemos dado una chuche a ILA y nos hemos hecho una foto todos juntos. ¡Qué glotona es esta perrita! ¡Ha comido un montón!¡Hasta pronto Anabel e ILA! ¡Y muchas gracias por vuestra visita!

y lo más importante, también tienen sentimientos y por ello debemos tratarlos como se merecen y no hacerles daño.También hemos aprendido que antes de tocar a un perrito que veamos paseando por la calle con su dueño hay que preguntar “¿Puedo tocarlo?” porque hay algunos que no les gusta que les acaricien o que se ponen nerviosos por el ruido y lo que podemos llegar a agobiarlos con nuestros abrazos y se enfadan un poquito. A partir de ahora lo primero que haremos cuando queramos acariciar a un perrito será preguntarle a su dueño si podemos.Otra cosa que ha hecho Anabel ha sido contarnos un cuento en el que teníamos que ayudarle a rescatar animales que no estaban viviendo en el sitio adecuado. Nos ha dicho que lo hemos hecho muy bien. Para terminar todos le hemos dado una chuche a ILA y nos hemos hecho una foto todos juntos. ¡Qué glotona es esta perrita! ¡Ha comido un montón!

¡Hasta pronto Anabel e ILA! ¡Y muchas gracias por vuestra visita!