Para ti, José Antonio

Hay muchas formas

de despedirse

dando la mano

dando la espalda

nombrando fechas

con voz de olvido

pensando en nunca

moviendo un ramo

ya deshojado.

Por suerte a veces

queda un abrazo

dos utopías

medio consuelo

una confianza

que sobrevive

y entonces triste

el adiós dice

que ojalá vuelvas.

Mario Benedetti